Cómo evitar una recaída en situaciones de estrés

30/11/2020
Publicado por: Alejandro Carcaño

Cuando estamos en situaciones estresantes no sabemos o poco podemos distinguir sobre cómo evitar una recaída. Sin duda alguna, todos recordaremos el año 2020 como el más difícil de todos. Cada persona ha pasado por una pérdida, desde la partida de un ser querido hasta el cierre de un negocio o una relación que tuvo que terminar. Por encima de todo este estrés, se acumulan los deberes en casa, las tareas de la escuela, el estrés económico y el bombardeo digital con una saturación de información que termina provocándonos ansiedad e insomnio.

Vivimos en una sociedad que durante años guardó silencio y padeció una enfermedad que despertó con esta pandemia: La soledad. En el mundo millones de personas suelen sentirse solas o abandonadas a pesar de tener vínculos en redes sociales con sus seres queridos. Esto nos abre la siguiente pregunta: ¿Las videollamadas son una cura para la soledad?  

A veces, este sentimiento de estrés y ansiedad suele encontrar un camino equivocado a través del consumo de sustancias tóxicas para la salud. O también, en conductas que pueden ser autodestructivas y dañinas para las personas que nos rodean. Es por eso que estos consejos pueden ayudarnos a saber cómo evitar una recaída.

Por si fuera poco, el año ha sido tan difícil que incluso las personas que no luchan contra las adicciones, están aumentando su consumo de drogas y alcohol, junto con otros hábitos poco saludables. 

Si estás pasando por esta situación no te preocupes, pero sí actúa. Recuerda que solamente somos seres humanos. Ten presente que el estrés puede llevarnos a sobresalir, pero también puede llevarnos a hábitos dañinos, ya sea helado o papas fritas, o esa cerveza extra que sabemos que no necesitamos. 

El estrés aditivo, multifactorial e implacable que ha traído el año 2020 desafiaría incluso a un maestro Zen a mantener la calma.

Cuando estamos en situaciones estresantes no sabemos o poco podemos distinguir sobre cómo evitar una recaída. Consejos para manejar el estrés.
El estrés aditivo, multifactorial e implacable que ha traído el año 2020 desafiaría incluso a un maestro Zen a mantener la calma.

Un día a la vez

Todos los días puede representar un desafío para las personas que luchan por mantenerse en recuperación de una adicción a las drogas o al alcohol. Incluso en un buen día, todo puede irse al carajo en un abrir y cerrar de ojos. 

La frase de Alcohólicos Anónimos “Un día a la vez”, tiene tanta profundidad que suele pasar desapercibida a ojos y oídos de muchos. Estas palabras vienen cargadas con una actitud de ecuanimidad que nos ayudará a enfrentar al estrés de cada día. De manera que esa emoción resulte manejable y no nos haga detonar ese factor que nos haga recaer. A continuación te daremos unos consejos para mantenerte firme y evitar una recaída cuando parezca que todo el mundo está volviéndose loco. 

Cuando estamos en situaciones estresantes no sabemos o poco podemos distinguir sobre cómo evitar una recaída. Consejos para manejar el estrés.
Todos los días puede representar un desafío para las personas que luchan por mantenerse en recuperación de una adicción a las drogas o al alcohol. Incluso en un buen día, todo puede irse al carajo en un abrir y cerrar de ojos. 

¿Cómo evitar una recaída?

Todos hemos visto memes que se burlan de este año 2020 como el peor de todos y otros sobre salud mental. Algunos dicen que prefieren volver con su ex en lugar de volver a vivir este año. Sin embargo, es difícil mantenerse tranquilo y quieto con este ritmo constante de noticias tristes y catastróficas. Conforme pasaron los meses algunos aprendimos a no dejarse llevar por los titulares, otros se tomaron un detox digital, pero hay que saber cómo evitar una recaída.

La respuesta a esta pregunta se basa en una comprensión profunda de lo que realmente es la recuperación de la adicción. La recuperación no es negativa, la mera ausencia de drogas. 

Más bien, la recuperación es una forma positiva de estar en el mundo que sustituye a formas más saludables de lidiar con los problemas e interactuar con las personas, de modo que las drogas y el alcohol ya no tengan un punto de apoyo en su vida. 

La recuperación se trata de conectarse con los demás y de pedir ayuda cuando la necesita, tanto como de eliminar los sentimientos negativos con una droga o una bebida. Son las dos caras de la misma moneda. 

La recuperación consiste en estar agradecido por lo que va bien en tu vida, en lugar de concentrarte en lo que no tienes, lo que hiciste mal o lo que podría haber sido.

A menudo se dice que cuando una persona recae, el acto de tomar el medicamento o la bebida es la manifestación final del colapso en su proceso de recuperación. Es decir, las personas pierden de vista y dejan de practicar las formas positivas de ser e interactuar que han suplantado su consumo de drogas. Se deja la droga o la bebida para llenar el vacío y borrar el dolor. 

Por ejemplo, uno puede dejar de ir a las reuniones, dejar de ver a otras personas y luego comenzar a sentirse solo y sin esperanza. Lo siguiente, están buscando una solución. O pueden salirse de su rutina de ejercicios y, como consecuencia, dejar de dormir bien, lo que hace que reaparezcan los síntomas de ansiedad. Muy pronto, se sienten lo suficientemente miserables como para decir, “olvídate de esto, voy a comprar un poco de vodka”.

Cuando estamos en situaciones estresantes no sabemos o poco podemos distinguir sobre cómo evitar una recaída. Consejos para manejar el estrés.
Para combatir los momentos estresantes (que son inevitables en la vida), debemos volver a dedicarnos a nuestros hábitos saludables.

Cuanto mayor es el estrés, más importante es practicar hábitos saludables

Para combatir los momentos estresantes (que son inevitables en la vida), debemos volver a dedicarnos a nuestros hábitos saludables. Cuanto más estresantes son los tiempos, más importantes, incluso para salvar vidas, se vuelven estos hábitos. Es fundamental que se registre a diario, que sea honesto consigo mismo si se está resbalando y que tenga técnicas para volver a encarrilarse.

Cuando estamos en situaciones estresantes no sabemos o poco podemos distinguir sobre cómo evitar una recaída. Consejos para manejar el estrés.
Hábitos que ayudan a mantenerse y no recaer 

Algunos de los hábitos que ayudan a mantenerse en recuperación 

Recuerda estar agradecido. 

Escribe una lista de gratitud diaria. Si te da flojera escribirla a mano, ve al bloc de notas de tu celular y hazlo al despertar. Esto te ayudará a reafirmar que hay cosas positivas en tu alrededor y en ti. 

Ejercicio diario. 

Puedes intentar con yoga para sentir sus beneficios en el cerebro. Incluso una caminata corta algunas veces al día es buena. El ejercicio reduce el estrés, mejora el sueño y mejora el estado de ánimo.

Presta atención a tus necesidades. Un acrónimo de cosas que desencadenan una recaída es HALT (por sus siglas en inglés), que significa “hambriento, enojado, solo, cansado”. Mantente al tanto de estas cosas, para que no te sientas tan mal como para actuar impulsivamente.

Ten un mantra que te repitas a ti mismo para darte un impulso cuando te sientas deprimido. 

Un mantra de recuperación que me gusta es “el progreso, no la perfección”, lo que significa que estás haciendo todo lo posible para ir en la dirección correcta y que nadie es perfecto.

¡Pide ayuda! 

No hay ninguna vergüenza en esto, en absoluto. Imagínate un amigo tuyo, cualquier amigo. Ahora, imagina que están solos, sufriendo y son tan miserables que están a punto de beber hasta el olvido. ¿No te gustaría que te llamaran y te pidieran ayuda? ¡Por supuesto que sí! Así es como se sentiría cualquiera de tus amigos o familiares si tú también necesitaras esa ayuda. Si sientes que las cosas están saliéndose de control y necesitas una línea de ayuda, ingresa aquí. 

Sé voluntario, participa y ayuda a otros. 

Cuando estás ayudando a otras personas, es mucho más difícil concentrarse y revolcarse en la propia miseria.

Toma pausas de noticias.

Esta es una pregunta difícil, porque tenemos la obligación de ser ciudadanos informados en estos tiempos difíciles, pero a veces es suficiente. El otro día, conduciendo a casa después de un día complejo en la clínica de atención primaria, apagué las noticias que hablaban sobre la pandemia, y comencé a escuchar a los Beatles. Fue una elección fantástica, y cambió todo mi día.

No te castigues

Sobre todo, si cometes un error, ya sea por las drogas, el alcohol, la dieta, el pago de impuestos, el juego de azar, no te castigues. 

La autocompasión es lo que nos ayudará a superar estos tiempos difíciles. Solo busca la ayuda que necesitas y date cuenta de que esto es un maratón, no un sprint. 

Con un enfoque continuo en hábitos saludables, relaciones sostenibles y formas de estar en el mundo, nos ayudaremos unos a otros, y a nosotros mismos, a superar estos tiempos aparentemente imposibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *