f

Visitas:

1829614
Encuentran fosfina en Venus

Encuentran fosfina en Venus, un indicador de posible vida

El universo que nos rodea es un lugar fascinante e inmenso lleno de secretos aguardando ser descubiertos. Uno de ellos, probablemente el más grande, es si hay más vida allá afuera. Esta gran pregunta podría estar un poquitín más cerca de ser respondida, pues acaban de encontrar fosfina en Venus o en su atmósfera para ser más exactos, un compuesto que normalmente se considera de origen biológico.

Fosfina en Venus, un indicador de vida

La fosfina o fosfano es un gas incoloro, inflamable y con un olor muy similar al ajo. Pequeñas muestras del gas tienen origen en la degradación de materia orgánica gracias a bacterias que realizan su trabajo.

La astrónoma Jane Greaves de la Universidad de Cardiff encontró una señal, una huella digital de fosfina en datos recabados de la atmósfera de Venus en 2017. Esto para cualquier astrónomo puede representar un dato valiosísimo, puede considerarse una biofirma. Un indicador de que podría existir vida en los alrededores. En efecto, era posible que la fosfina estuviera diciendo “Aquí hay algo, aquí hay vida”.

Los días siguientes a la primera señal fueron de probar y comprobar que no se tratara de un error. Pero la señal de la fosfina se mantuvo en todas las pruebas. Y después de meses de recopilaciones y análisis de datos, ella y un equipo hicieron el gran anuncio: hay fosfina en Venus y aún no hay una explicación de su origen, salvo que sea de origen orgánico.

Sapas Mons en Venus
Fuente: Nasa

Venus es demasiado hostil

Hay que aclarar que eso no es un Sí contundente a la vida en Venus. Este tipo de compuestos pueden crearse de forma “artificial” por otros procesos químicos. Recordemos que no sería la primera vez que la gente se prepara para la llegada de los aliens por eventos como este.

Venus es un lugar cuando menos, hostil. Su superficie pasa los 800 grados Fahrenheit (426 Celsius) y su presión es muy similar a la que experimentarías a más de 900 metros bajo el océano. Un ambiente así es capaz de destruir  cualquier nave o sonda enviada por los humanos en cuestión de horas.

Pero Venus no siempre fue así de agresivo: existen teorías de que en algún punto lejano fue muy parecido a la Tierra de hoy en día, y que incluso podría haber albergado océanos. De tal modo que la vida habría aparecido con mayor facilidad y evolucionado adaptándose a las condiciones que fue mostrando el planeta. Así, la vida se habría mudado del infierno superficial a una zona más fresca, como sus nubes. En la atmósfera, a poco más de 40 kilómetros de altura, la presión disminuye y la temperatura llega a los 80 grados.

Venus no es el único hostil, checa: UN VAGABUNDO CON DESTINO A MARTE

Doctora Fosfina

Con estos resultados en mano, Graves pidió ayuda a colaboradores para crear simulaciones atmosféricas y entender mejor qué es lo que estaban viendo. Incluyendo a la Clara Sousa-Silva, investigadora del MIT y una verdadera experta en el tema de la fosfina. Misma investigadora que ayudó a colocar la este compuesto como un indicador aceptado de posibilidad de vida.

Sousa-Silva y Greaves coincidieron de forma independiente en una idea: si organismos anaeróbicos de la Tierra producen fosfina, los organismos anaeróbicos en otros planetas podrían producirla también. De este modo, seguir la fosfina nos llevaría a estos organismos.

Una forma de comprobar que no sea un error o más bien, de tener una confirmación, es usar un telescopio diferente. Recurrieron al Atacama Large Milimeter / Submilimeter Array y pudieron usarlo por tres horas en marzo de 2019. Los datos que grabaron fueron similares, la fosfina fue detectada.

Pero aún con dos resultados similares no puedes tener una respuesta al cien por ciento certera. Antes de argumentar que su origen es orgánico, se deben eliminar todas las posibilidades no orgánicas. Y eso hicieron, a pesar de que hay muchísimas formas de crear casi todos los compuestos químicos en el vasto universo como actividad geológica o meteoritos. El equipo revisó y descartó todas esas opciones pero no hubo forma de explicar fosfina en esas cantidades y en esas condiciones, salvo un origen orgánico.

Ambas coinciden también en que esto acaba de iniciar, pues aún es necesaria mucha información sobre la superficie de Venus y su atmósfera. Debajo de esa gruesa capa de nubes podría estarse dando un proceso que no ocurre en la Tierra y que por lo tanto es desconocido. “Es realmente difícil estar seguro de que estamos viendo la vida”, en cualquier circunstancia extraterrestre, dice Sousa-Silva.

Fosfina, un indicador de vida
Fuente: Internet

Confirmar, refutar o ampliar

Ahora, investigadores externos pueden confirmar, refutar o ampliar los datos existentes. Y lo habrían estado haciendo desde hace tiempo de no ser porque se mantuvo en secreto hasta tener resultados concretos. “Creo que es malo para la ciencia mantenerlo en secreto”, dice. “La comunidad científica habría estado mejor si hubieran tenido acceso a este descubrimiento desde el principio”.

Por desgracia Greaves no ha podido ampliar más sus investigaciones por causa de esta contingencia mundial a causa del coronavirus. Algo que duele, pues Venus envía todos los días cientos de señales para cuantificar, sin investigar. “Simplemente se van a desperdiciar”, dice. “Todas las noches, Venus nos envía toda la información que necesitamos para probar este descubrimiento, y simplemente no lo estamos analizando”.

Algún día, en un futuro cercano o tal vez lejano, podrían enviar una nave a Venus. Una pequeña que pueda enviar datos a través de su atmósfera a medida que cae. Un proyecto así podría llevarse a cabo más rápido de lo que uno piensa. Pero asegura que esperará si es necesario.

Suena extraño buscar exoplanetas similares a la Tierra que puedan albergar vida a miles de millones de años luz, cuando en uno tan cercano pueden estarse dando las señales adecuadas. Este universo es extraño, misterioso y enorme, y la búsqueda de vida es uno de los grandes objetivos de la humanidad. Y se hará la lucha por encontrarla, aunque sea una pequeña bacteria descansando en las nubes.

Fue similar a la Tierra

Venus es importante para la Tierra, no sólo porque son similares en tamaño. Venus en algún momento podría haber lucido como lo hace hoy la Tierra, hace muchos años cuando el Sol era más joven y su zona de ricitos de oro era más cercana. Luego Venus sufrió una dramática transformación cuando la zona se alejó y comenzó a calentarse por el Sol. Pero si aún así, la vida es capaz de permanecer si quiera en una forma tan pequeña puede haber esperanza de encontrarla en otros lugares igual de improbables.

Si quieres saber más sobre el universo: VEMOS POR PRIMERA VEZ IMÁGENES DE UN AGUJERO NEGRO

Tuve la gran suerte de nacer en la Sultana del Norte y la intermitente alegría de convertirme en Diseñador Gráfico. Fanático de los videojouegos y apasionado del Concept Art. Colecciono frases del Tío Iroh por mero pasatiempo.

Post a Comment

You don't have permission to register