La nueva versión de Lola Bunny: Sin busto, sin caderas pronunciadas… y sin hipersexualizar

17/12/2020
Publicado por: Alejandro Carcaño

La nueva versión de Lola Bunny desató el enojo de muchos usuarios en redes sociales. Tratando de entender su enojo, empecé a pensar y cuestionar el origen de su inconformidad. 

¿Sentirán atracción por el personaje? 

Posiblemente sí. 

Sin embargo, ese gusto por los personajes animados no puede estar por encima del daño que puede provocar la hipersexualización de un sujeto, en este caso de apariencia femenina. Así sea un dibujo. 

Atracción por las caderas con origen en nuestro pasado cavernícola

Entre las hipótesis que encontré para justificar -pero no aceptar- su comportamiento, recordé que la atracción física tiene origen en nuestro pasado animal-cavernícola. O dicho en otras palabras: Del mono. 

Desde hace siglos los hombres han sentido atracción por el punto cintura-cadera

También, en el pasado la belleza femenina estaba estrechamente ligada con las curvas pronunciadas. 

Por ejemplo: ¿Recuerdas las figuras de barro de las venus adiposas? ¿O las pinturas renacentistas e impresionistas? Jamás pusieron una mujer flaca ahí.

Recordando otras notas mentales, Desmond Morris en su libro “El mono desnudo” menciona -en palabras generales-, que nuestra atracción por las mujeres de caderas pronunciadas radica en la posibilidad de que dicha mujer, se encuentra lista para poder dar a luz un nuevo ser. 

Es decir, estaríamos persiguiendo nuestro instinto prehistórico de procrear.

Y si nos vamos a una conclusión muy retorcida… Quizá estos amantes del movimiento Furro se sientan insultados al eliminar los atributos físicos de uno de sus fetiches de la infancia. 

Y no me malentiendan. Aquí se respetan gustos siempre y cuando no dañen a terceros. Recordemos que la hipersexualixación es la raíz de otras formas de violencia más extremas

La nueva versión de Lola Bunny es mejor: Nunca necesitó ser hipersexualizada
La nueva versión de Lola Bunny desató el enojo de muchos usuarios en redes sociales. Space Jam llega en 2021 con una nueva Lola Bunny.

La nueva versión de Lola Bunny es mejor: Nunca necesitó ser hipersexualizada

La hipersexualización es exaltar la sexualidad de una persona, como si este fuera el único medio para obtener un valor en la sociedad. Esto provocaría que, quienes no tengan el cuerpo que la sociedad quiere ver, desarrollaran una preocupación constante por tener una imagen corporal aceptada por todos.

Ese es el mensaje que recibieron los niños en 1996. Eliminar las curvas y “sensualidad” de Lola Bunny es eliminar dosis de machismo que recibimos indirectamente en el entretenimiento. 

Si quieres disfrutar de personajes de dibujos animados “sexis” lo puedes hacer, pero en las páginas dedicadas a eso. Lo puedes hacer por tu voluntad. Pero no podemos permitir que estas ideas sigan siendo difundidas en los medios de entretenimiento masivo como lo es el cine. ¿Qué necesidad tiene un niño/a de recibir información sobre un cuerpo animado y sexualizado? Ninguna. 

La secuela de Space Jam estará disponible el próximo 16 de julio de 2021 por HBO Max. 

La secuela de Space Jam estará disponible el próximo 16 de julio de 2021 por HBO Max.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *