Subir

Autolesiones, el enemigo oculto de los adolescentes y sus familias

Autolesiones - feliz/triste

Los estudios más recientes sitúan la prevalencia de daño autoinflingido entre un 16 y un 40% en población adolescente general

A pesar de que no hay estudios recientes de nuestro país, es preocupante las cifras que existen en el mundo, la OMS también refirió que entre el 2014 y 2016 un aproximado de 62 mil adolescentes practicaron autolesiones hasta terminar con su vida.

Este comportamiento habitual en los más jóvenes ha sido alarmante, debido a ello el 1 de Marzo se celebra el Día Mundial de la Concientización de la Autolesión.

Muchas personas viven con diferentes formas de depresión, una enfermedad que se desarrolla como resultado de muchas situaciones y estímulos diferentes, y sus efectos en nosotros, nuestros amigos y familiares toman muchas formas diferentes.

Autolesiones es una de estas consecuencias, síntomas y/o efectos, y es un tema que ha aparecido en los principales titulares de los medios de comunicación recientemente, donde muchos usuarios de redes sociales enfrentan el desafío de abordar abusos y tendencias preocupantes que están ocurriendo en el mundo digital.

Autolesiones - cicatrices en el brazo de una persona
FUENTE: d e a r d i a r y on Foter.com / CC BY-ND

Autolesiones, ¿qué son?

Son conductas autodirigidas en el cuerpo, realizadas por una persona (frecuentemente los niños y adolescentes) con la intención de hacerse algún daño dejando un corte, golpe, quemadura o algún otro daño corporal.

Por lo general estos actos son de baja mortalidad, aunque la secuencia de estos puede generar consecuencias negativas como infecciones, enfermedades, hospitalizaciones, muertes accidentales e incluso un signo relevante sobre algún problema del estado de ánimo o bien, una alerta de un adolescente que pretende acabar con su vida.

¿Por qué un niño o adolescentes deciden autolesionarse?

Generalmente los niños y adolescentes que muestran estos comportamientos los llevan a cabo para reducir el estrés, con la intención de “aliviar” un sentimiento negativo o angustiante (p. ej., una mala calificación, bullying, problemas familiares como la violencia familiar o el maltrato infantil, sensación de no sentirse amado o escuchado) lo cual les lleva a considerar que esto les llevará a tener sentimientos positivos.

En los últimos tiempos, el acceso a las redes sociales también ha traído un fenómeno impactante sobre estas conductas.

Sin duda alguna, pueden existir múltiples factores más que estén interviniendo en este tipo de comportamientos; algunos psiquiatras han mencionado que este modo de autolesión, representa un lenguaje con el que se pretende comunicar el dolor y la angustia que vive un adolescente, sin embargo, no sucede así en todos los casos pues hay niños y adolescentes que lo ocultan por mucho tiempo.

Uno de los verdaderos problemas que éste representa es cómo los niños pueden llegar a depender de ello para lidiar los problemas, así como la normalización que se ha encontrado en algunas redes sociales (Facebook, Instagram, Blogs) sobre estas conductas que parecieran filtrarse como una “moda” aunque realmente se trata de algún problema alarmante de salud pública y de salud mental.

Piernas de dos señoritas en la calle, una tiene cicatrices en las piernas
FUENTE: Traveller_40 on Foter.com / CC BY-NC-ND

¿Cómo puedo darme cuenta que un adolescente se autolesiona?

  1. Aislamiento frecuente y gradual (evitar actividades sociales, reuniones, salidas, etc).
  2. Vestir ropa de manga larga (incluso si hace calor).
  3. Heridas o cicatrices sospechosas o con poca lógica.
  4. Utilizar curitas, gasas, vendas sin motivo aparente.
  5. Encontrar objetos afilados (navajas, vidrios, alfileres) con la intención de ocultarlos.
  6. Heridas o cortes que no sanan o llegan a empeorar.
  7. Hablar sobre autolesionarse.

Es importante mencionar que este es un problema tan actual que pueden existir muchas señales que no podemos detectar. Por lo que es importante estar alerta y mantener una comunicación abierta y clara con nuestros hijos adolescentes.

Mujer con las manos en la cabeza, pero sin rostro
FUENTE: pixabay.com

¿Qué puedo hacer si mi hijo se autolesiona?

  1. Buscar ayuda psicológica profesional, se recomienda la Terapia Cognitivo Conductual o Terapia Narrativa para el adolescente en riesgo debido al manejo de técnicas y los registros basados en evidencia que han generado, y se recomienda también acudir a Terapia Familiar (pareja de papás, hijo que práctica autolesión y otros hijos en caso de tenerlos).
  2. Solicitar un chequeo médico para conocer si las heridas no tienen alguna infección.
  3. Monitorear amistades y redes sociales (se ha encontrado que estos chicos pueden compartir o estar expuestos a contenido sobre estas conductas).
  4. Alejar del adolescente todo tipo de objetos con los que pueda hacerse daño, incluso aquellos que parecieran inofensivos o son de uso higiénico (rastrillos, herramientas de uso mecánico, espejos, botellas u objetos de vidrio.
  5. Mantener la calma y no sobreproteger, escuchar y cuidar sin asfixiar. Abrir un canal de dialogo y comprensión.
Una familia cogida de la mano que significa fuerza en el vínculo familiar.
FUENTE: pixabay.com

¿Cómo prevenir?

Sin duda alguna, la mayoría de los psicólogos coincidimos que la mejor manera de prevenir cualquier conducta de riesgo en los niños y adolescentes es creando un buen apego con ellos, manteniendo una comunicación clara y flexible, estando al pendiente de las amistades de nuestros hijos, conocer qué páginas utiliza con frecuencia y con qué personas interacciona a través de redes sociales o juegos en línea, pero sobretodo, aceptar la ayuda de un profesional. Para cuidar hay que unir fuerzas.

Soy licenciada en Psicología por el Instituto Politécnico Nacional. Estudiante de Maestría en Terapia Familiar y De Pareja. Coordinadora de Enlace Institucional del Centro de Investigación Familiar Familiar A. C, Y docente de bachillerato y terapeuta. Me gusta leer cuentos cortos y largos, pero al fin cuentos, las plantas, los colores y la primavera, me apasiona tener historias por contar ❤