f

Visitas:

1825476

11 DE SEPTIEMBRE: ¿HUBO O NO HUBO AVIONES EN EL ATAQUE A LAS TORRES GEMELAS?

A diecinueve años del atentado a las Torres Gemelas hay más preguntas que respuestas.

El filósofo y catedrático argentino Darío Sztajnszrjaber explica que el gran aliado del Poder es la verdad y que desde el siglo diecinueve Friedrich Nietzsche ya había postulado la muerte de la verdad al decir que la posibilidad de creer que uno puede comprender las cosas tal y como son, es algo imposible de ser alcanzado por el ser humano; que no existen hechos, solo interpretaciones.

El hecho es que caen las Torres Gemelas. Las interpretaciones son tantas que el hecho varía.

A este fenómeno de crisis de los absolutos, Sztajnszrjaber lo domina como Post-verdad, en el cual se toman solo ciertos factores de un hecho y se argumentan como si fueran el panorama completo, a veces intencionalmente y otras por la misma imposibilidad de acceder a la verdad, entendida no como algo real sino como un ideal máximo.



UNA COMISIÓN MONTADA PARA FRACASAR

Lee Hamilton, el codirector de la Comisión del 11-S –organismo que se encargó de averiguar y hacer un recuento de lo sucedido alrededor de los atentados–, dijo que los estadounidenses seguirán investigando este caso por los próximos cien años y que es seguro que encuentren detalles que ellos no encontraron. Incluso sostuvo públicamente que la comisión “fue montada para fracasar”.

Presidida por el exgobernador de New Jersey Thomas Kean y conformada por cinco demócratas y cinco republicanos, la Comisión del 11-S en su reporte basado principalmente en entrevistas y testimonios, concluyó que tanto la CIA como el FBI fallaron esa mañana al creer que no eran reales las llamadas de alerta que recibieron y que estas fueron ignoradas por los agentes al pensar que se trataba de otro ejercicio de práctica.



EL MITO DE LA HIPERCOMPETITIVIDAD

A la par de la Comisión del 11-S, familiares en duelo (sobre todo viudas) se organizaron para exigir una investigación independiente a la administración de George Bush Jr. Sin embargo el gobierno bloqueó sus intentos de indagar por sus propios medios al negarles acceso a documentos clasificados.

“Tenemos preguntas y exigimos respuestas –expresó Donna Marsh O’Connor, madre de una de las víctimas en el documental 9/11 Questions–. Si cuestiono algo sobre la versión oficial me llaman teórica de la conspiración”.

A este grupo de viudas que buscaron hacer su propia investigación, la prensa las apodó como Las Chicas de Jersey (The Jersey Girls).

Ellas argumentaban que hubo tiempo suficiente entre el impacto del primer avión a la Torre Norte (8:46 am) y el impacto del segundo avión a la Torre Sur (9:02 am) por lo menos como para evacuar el segundo edificio, que era simple cuestión de mirar al cielo o checar el radar aéreo para percatarse que otro avión comercial estaba fuera de ruta y volaba bajo en dirección a Manhattan.

Los que defienden la versión oficial dicen que este grupo de civiles que a la fecha siguen sin explicarse cómo es que los cuatro aviones secuestrados volaron por dos horas sin ninguna respuesta militar que impidiese el ataque, caen en el mito de la HIPERCOMPETITIVIDAD de estas agencias de inteligencia, cuando en la realidad en estos organismos laboran empleados perezosos y negligentes, y no personas altamente comprometidas con la seguridad nacional como se retrata en las películas donde los vemos actuar como héroes.



¿NADIE LO IMAGINÓ?

El mismo Bush Jr. declaró en ese entonces que “nadie imaginó” que esto pudiese estar sucediendo.

Por eso cuando le informaron que un avión se había estrellado en el World Trade Center, creyó que solo se trataba de un accidente y un mal piloto, y no de un ataque terrorista.

Razón por la cual continuó con “normalidad” sus labores presidenciales esa mañana: la visita a una escuela primaria en Florida donde leyó para un grupo de niños el cuento infantil The Pet Goat.

Aunque Baby Bush no imaginó el ataque, hubo varios guionistas e ilustradores que sí lo hicieron.

Basta con entrar a YouTube y buscar referencias en episodios de dibujos animados en los que aparecen peligros alrededor de las Torres Gemelas que involucran aeronaves.

A este fenómeno los teóricos de la conspiración le llaman PROGRAMACIÓN PREDICTIVA.

Al parecer, Osama Bin Laden veía muchas caricaturas.

No solo en varias series animadas como Los Simpsons, Family Guy, Rugrats, Gárgolas de Disney y Johnny Bravo aparecen alusiones (unas más indirectas que otras) a los ataques con los elementos del World Trade Center, New York, el número 9 11 o Bin Laden, sino también en algunas portadas de discos como el de Supertramp Breakfast in America (1979) y en películas como la trilogía de Back to the Future, en la cual los amantes de la conspiración dicen que se encuentra la referencia más clara de que el ataque estuvo planeado con bastante antelación, pues en una de sus escenas (una donde el personaje de Biff está volteado de cabeza con unas botas anti gravitación) se observa por una ventana a las Torres Gemelas caer. No obstante la predicción que cita todo buen conspiranóico sobre el 9/11 es la que aparece en el juego de cartas Illuminati.



INSIDE JOB

Las encuestas han revelado que los estadounidenses desconfían de la versión oficial del 9/11.

Uno de cada tres ciudadanos cree que la caída de los tres edificios (recordemos que el WTC 7 se desplomó horas después de caer las Torres Gemelas) fue un ataque de falsa bandera, lo que ellos denominan como un “INSIDE JOB”.

A pesar del reporte oficial del gobierno, a lo largo de estos diecinueve años, los estadounidenses no logran hacer a un lado algunas inconsistencias y casualidades alrededor de los ataques, siendo el más controversial la forma en que cayeron las torres, muy parecida a como caen los edificios en una demolición controlada.

Incluso existen declaraciones en video de los mismos ingenieros que estuvieron en la construcción del WTC que van en contra de la versión oficial.

El líder de ingeniería estructural del proyecto del WTC, John Skilling, asegura que de ninguna manera el choque de un par de aviones pudo haber ocasionado que los edificios se desplomaran, que a lo mucho hubieran provocado un gran incendio, pero nunca lo que vimos por televisión esa mañana.

Skilling explica que esas obras no tenían errores estructurales; que bien hubieran resistido a múltiples impactos de avión y permanecido firmes.



¿CÓMO QUE NO HUBO AVIONES?

Recuerdo la mañana del once de septiembre de 2001. Tenía dieciséis años de edad y cursaba la prepa. Ese día las clases se suspendieron porque en Monterrey llovía a cántaros.

Mi hermano me despertó diciéndome que un avión se había estrellado contra una de las Torres Gemelas.

En ese entonces yo ni sabía que ese par de edificios existían, pero de igual forma el escándalo que hizo mi hermano provocó que tomara el control de la tele y pusiera el noticiero.

Minutos más tarde observé cómo se impactaba el avión y no pude evitar lo que pensamos todos al ver esa imagen en vivo: “se viene el apocalipsis”.

Con el pasar de los días ese pensamiento cambió del “final de los tiempos” por la Tercera Guerra Mundial y, aunque el ejército gringo desató guerras justo como sucedió tras el ataque a Pearl Harbor antes de la Segunda Guerra Mundial, la vida continuó tal como la conocíamos (por supuesto que eso no dicen los habitantes de Oriente Medio), salvo con mayores medidas de seguridad en los aeropuertos.

Años más tarde, en mis aficiones conspiranóicas, llegué con un video en el cual explicaban que en los ataques del 11-S no hubo aviones; que estos fueron montados digitalmente y, así como Spielberg logró que los dinosaurios convivieran con los humanos en su filme Jurassic Park, el gobierno de George Bush Jr. –asistido por los técnicos de las grandes cadenas televisivas– creó la ilusión de que un par de aviones se estrellaron contra el WTC.

En la serie documental independiente 9/11 The Great America Psy-Opera, el realizador Ace Baker expone que el ataque del 11-S se trató de una composición de video para hacer que dos imágenes parecieran una sola.

Baker presenta la hipótesis (convincente o no, ustedes dirán) que los tres noticieros que transmitieron en vivo por televisión el choque del segundo avión tenían todos los elementos para integrar un modelo 3D de un avión con la toma en tiempo real de las Torres Gemelas: alto contraste entre el cielo y las torres; una toma fija; el avión que solo cruza por el cielo y no por otros edificios; un límite recto en el cual pudiese desaparecer el avión 3D; y el no involucramiento de sombras.

Más allá de que el avión entra como cuchillo en mantequilla por columnas de acero y concreto, su caso se fortalece con la toma de Fox News hecha desde un helicóptero por el camarógrafo Kai Simonsen.

Baker dice que en dicha toma hay dos errores graves de lógica.

El primero es cuando el zoom de la cámara está hasta atrás y que, al medir la velocidad del avión con el tiempo en que impacta la torre, a la distancia que abarca la toma se debería observar el avión, sin embargo, este solo aparece cuando el camarógrafo hace un encuadre cerrado.

El segundo detalle que menciona Baker es cuando la toma se va a negros un par de segundos, lo cual dice que fue provocado adrede por Simonsen (quien operaba la cámara) al ver que la punta del supuesto avión había traspasado el edificio, cosa difícil de creer porque las narices de los aviones son huecas y están hechas de plástico, y que para “tapar su error” mandó a negros.


En lo personal, algo sí tengo claro. En esta época de Post-verdad somos capaces de creer cualquier cosa, pero eso no significa que siempre tengamos razón.

De ahí la pregunta que es título de esta nota, ¿hubo o no hubo aviones en el ataque a las Torres Gemelas?

(1984. Monterrey, México) estudió Comunicación Social en la Universidad Regiomontana y se especializó en la producción audiovisual. Por su obra La Pecera de Dios obtuvo el Premio Binacional de Novela Frontera de Palabras/Border of Words 2019 a través del Programa Cultural Tierra Adentro y el Centro Cultural Tijuana. Mereció la Beca Jóvenes Creadores 2010 de CONARTE en la disciplina de Artes Visuales y fue nominado en la Pantalla de Cristal 2014 a Mejor Edición de Reportaje Noticioso. Actualmente se desempeña como editor y colorista de video, escribe para FolkU y su tercer novela.

Comments
  • EMMANUEL

    Excelente nota , no pare de leer hasta terminar..

    septiembre 11, 2020
  • Leo

    Quiero ver los videos!!! Supongo que es algo que nunca sabremos sin embargo no olvido el asombro que viví ese dia al ver las noticias y saber que las torres gemelas emblemáticas de NY ya no existían! La verdad quien haya tenído oportunidad de ir a ese lugar después de esa fecha no me dejara mentir que se siente una vibra muy extraña en esa parte de NY

    septiembre 11, 2020
Post a Comment

You don't have permission to register