f

Visitas:

1829653

LAS 7 CABRONAS E INVISIBLES DE TEPITO

Caminaba en busca de unos audífonos en los mercados de la Ciudad de México, cuando aún le decíamos DF, y sin medir distancia perdí de vista en dónde me hallaba. Una señora que me observaba, me advirtió:

–Tenga cuidado, joven, la gente aquí desconoce a los que no son de barrio –me dijo–. Está en tierras de Tepito.

Tan pronto escuché esto, como si de un maleficio se tratara, di media vuelta y, tras darle las gracias, me fui.


Pero ¿QUÉ HAY DETRÁS DE UNA ZONA ASÍ?

En medio del ruido y la contaminación, a unas cuadras del Centro Histórico, se encuentra el famoso Tepito, conocido por sus tianguis abarrotados, su ambiente hostil y sus callejones sin salida.

Antes de la llegada de los españoles, Tepito era apenas un barrio pequeño donde se comercializaba lo que no estaba permitido en Tlatelolco (desde sus inicios fue una zona de comercio ilícito)y hasta la época del Porfiriato fue que comenzaron a establecerse las primeras viviendas para modernizarse posteriormente durante el gobierno de Miguel Alemán.

No se sabe con exactitud cuándo es que dicho lugar pasó a convertirse en uno de los barrios más conflictivos de la Ciudad de México, sometido por el narcotráfico, la violencia de género, la pobreza y los operativos policiales.

Los hombres, en su mayoría, si no terminan encarcelados acaban muertos, mientras que las mujeres, por la condición en la que viven, se vuelven vulnerables y terminan convirtiéndose en unas auténticas CABRONAS.


¿QUÉ SIGNIFICA SER CABRONAS EN BARRIO BRAVO?

Ser cabrona resulta un halago en una zona así, es sinónimo de una mujer que va en contra de la adversidad y los abusos de poder.

“Una cabrona es una mujer que lucha. No es que sea mala –dice Amelia, “La Séptima de las Cabronas”–, que se ande peleando o que se busque problemas de a gratis. ¡Esa no es una cabrona! Una mujer debe valer, aquí no es de que me tocó esta vida… Es la vida que tú quieres vivir, esa es la que tú tienes, porque aquí en este barrio se sale adelante”.

“AQUÍ HAY QUE SER MÁS CABRONA QUE BONITA” Amelia

En 2009 la artista catalana Mireia Sallarés desarrolló un proyecto que buscaba adentrarse en el barrio de Tepito para ser testigo de la historia de las mujeres y reivindicar el rol femenino.

En medio de un ambiente marginal consiguió formar vínculos, con base en conversaciones abiertas y profundas, con 7 mujeres consideradas como las matriarcas del barrio, aquellas que alzan la voz y enfrentan con dignidad el día a día, tan lleno de delitos y un machismo tan normal que se pasa por alto.

Fuertes, rebeldes, transgresoras y auténticas guerreras que trabajan y defienden la identidad familiar y la del barrio” –Mireia Sallarés

Por medio del documental “7 Cabronas e invisibles de Tepito “ pudimos conocer a Doña Queta, Doña Lourdes, Doña Chelo, Mayra, Verónica, Marina y Amelia, quienes para la vida no ha sido fácil, pero que se han hecho de un lugar dentro de esta zona dominada por la violencia.

Respondona y alburera, “La Reina de las Cabronas” era Doña Chelo (falleció hace unos meses), mujer que a pesar de no haber terminado la primaria, inculcó a sus hijos el espíritu de superación con su lema “A DIOS LE DEBO LA VIDA Y A TEPITO LA COMIDA”. De vender ropa usada costeó los estudios universitarios de diez hijos con una ayuda casi nula de su esposo.

Cada una de estas mujeres tiene su propia historia, en la que retan a la vida y buscan una situación mejor. Cada una es una chispa, pero juntas encienden una vela por Tepito.

Sus vidas son símbolo y cántico de la lucha que enfrentan las mujeres, no solo en esta zona sino en todo el país, porque tal como mencionaba Doña Chelo:

“SER CABRONA NO ES QUE NUNCA TE CHINGUEN, ES QUE TE SEPAS LEVANTAR DE LOS CHINGADAZOS”

Estas Cabronas quedaron inmortalizadas, primero en un monumento erigido en la entrada de la unidad habitacional La Fortaleza, y después en un bello mural que adorna con sus siete rostros un callejón de la colonia.

(1984. Monterrey, México) estudió Comunicación Social en la Universidad Regiomontana y se especializó en la producción audiovisual. Por su obra La Pecera de Dios obtuvo el Premio Binacional de Novela Frontera de Palabras/Border of Words 2019 a través del Programa Cultural Tierra Adentro y el Centro Cultural Tijuana. Mereció la Beca Jóvenes Creadores 2010 de CONARTE en la disciplina de Artes Visuales y fue nominado en la Pantalla de Cristal 2014 a Mejor Edición de Reportaje Noticioso. Actualmente se desempeña como editor y colorista de video, escribe para FolkU y su tercer novela.

Comments
  • Selene

    Lucha y superación en medio de un ambiente rodeado de adversidad.

    agosto 29, 2020
Post a Comment

You don't have permission to register