Subir

Tips para salir de tu zona de confort

Después de la zona de confort continua la zona de miedo, después la zona de aprendizaje, donde adquieres las habilidades, y por último la zona de crecimiento, donde encuentras el propósito de las cosas y estableces nuevas metas.

Cuando te mueves fuera de tu zona de confort, lo que antes era desconocido y aterrador se convierte en tu nueva normalidad.

El miedo altera la percepción de las cosas.

Las personas exitosas entienden la importancia de salir de su zona de confort y presionarse, de romper sus límites, probar nuevas experiencias y expandir el poder de la mente.

En algún momento de tu vida pensaste que era necesario salir de tu zona de confort o alguien te lo dijo posiblemente, y tal vez no era muy beneficioso para tu salud. El salir de tu zona de confort significa realizar una toma de decisiones difíciles, algo que no estás acostumbrado a hacer, y está fuera de tu rutina.

El estar en la zona de confort a veces causa problemas, ya que es bastante a gusto y lo malo viene cuando te acostumbras a ello, para que después te cause problemas al querer hacer algo mas y resulte difícil por el miedo que causa este, pero no todo está perdido, aquí te traemos unos tips para poder salir de tu zona de confort, una vez que decides hacerlo comienzas a sentir que tu vida está creciendo.

El salir de tu zona de confort significa realizar cosas que están fuera de tu rutina. FUENTE: pixabay.com

1.Realiza cambios en tu ambiente y todo lo que lo rodea.

Para empezar a salir de tu zona de confort es importante que vayas de poco a poco, primero empieza introduciendo cambios pequeños en todo lo que te rodea. Puedes cambiar los muebles de sitio en la casa, comprar algo nuevo, cambiar tu forma de vestir, incluso cortarte el cabello. Cada vez puedes ir aumentando los cambios, quizá un día pintes alguna pared del color que prefieras, y cambies el color de cada habitación.

2. Haz lo contrario a lo que siempre haces.

Las personas tienden a ser seres de costumbres y actuamos siempre de la misma forma, por eso trata de un día hacer las cosas diferente, al principio puede ser complicado por la manera en la que actuamos, pero si lo haces descubrirás muchas cosas que suceden diferente. Trata de poco a poco, por ejemplo un día en vez de llegar a casa a ver televisión puedes salir a caminar al parque al menos por 10 minutos, después ir aumentando el nivel. Si te llevas mal con tus compañeros de trabajo y nunca les dices nada, puedes probar entablando una conversación pequeña de poco a poco, con respeto y empatía.

Los seres humanos por naturaleza tendemos a ser muy curiosos, pero muy pocos se atreven a experimentar cosas nuevas. FUENTE: pixabay.com

3. Crea nuevos hábitos y experimenta.

Salir de tu zona de confort no significa otra cosa que no sea hacer algo nuevo. Como te menciona el punto anterior, empieza cosas nuevas. Los seres humanos por naturaleza tendemos a ser muy curiosos, pero muy pocos se atreven a experimentar cosas nuevas, intenta cada día hacer algo nuevo en tu rutina, prueba con lo básico, tomar diferentes caminos, visitar otros lugares o incluso hablar con personas nuevas.

Esto poco a poco te hará aceptar el cambio y lo nuevo, y con el paso del tiempo será imposible resistirse a la novedad. Empieza a aporta estos granitos de arena a tu vida que te van a permitir desarrollarte como persona y además te llevarán un paso más allá.

4. Nunca desistas.

Si haces algo nuevo y empiezas a adaptar diferentes actividades que se encuentran fuera de tu zona de confort, pueden quedar incluidas en ella. Por eso, es importante tener en cuenta, que solo persistencia nos permitirá expandirla.

Si desistes a mitad de camino, solo tiraras a la basura todos los logros que llevas, en cambio si te mantienes demuestras de que estas hecho y mejorara tu vida de forma radical.

Cuando te mueves fuera de tu zona de confort, lo que antes era desconocido y aterrador se convierte en tu nueva normalidad.

5. Supera tus propias barreras

Es incomodo al principio salir de tu zona de confort, y te inventaras miles de excusas y barreras para quedarte quieto y no moverte, por eso debes aprender a identificar tus excusas, algo te que puede ayudar es buscar frases que te motiven y léelas cada día o realiza algún cuadro con algunas para tenerlas presente en tu casa o en tu oficina, te ayudara a preservar y además sabrás que el esfuerzo no es en vano.

El objetivo final de salir de la zona de confort en ocasiones es solo para ser una mejor persona y quizá incluso ayudar a otros para mejorar el mundo. Al principio será difícil por miedo a lo nuevo, pero poco a poco podrás cambiar tu rutina y al igual deshacerte un poco de ella si es necesario.

Foto Principal: Pixabay.com

Sub-editor de las secciones Ocio y Vida