Subir

¿Son buenos los lácteos?

Leche

El hombre es la única especie que en la edad adulta consume leche de otra especie.

Se estima que más del 75% de la población mundial es intolerante a la lactosa.

Un vaso de leche puede contener una mezcla de hasta 20 analgésicos, antibióticos y hormonas de crecimiento

La mayor cantidad de medicamentos y compuestos químicos se han encontrado en la leche de vaca.

Desde niños tenemos una imagen muy positiva sobre los lácteos, a todos nos llegaron a decir que si no tomamos leche nuestros huesos estarán débiles y no creceremos, ni hablar de tu yogurt en la mañana, en la actualidad esto se está desmintiendo. Como ya sabes los beneficios, ahora te contaremos los aspectos negativos de consumirlos.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, el 70% de la población de México es intolerante a la lactosa.

Los alimentos lácteos tienen muchos nutrientes, eso es cierto, pero los puedes encontrar en otros alimentos. En numerosos casos, los lácteos pueden llegar a causar enfermedades autoinmunes y alergias. Laboratorios Channing en Boston, consideran la leche y sus derivados un alimento negativo, porque elevan la acidez del cuerpo.

El consumo frecuente de lácteos debilita el riñón y produce un exceso de mucosidades, ese es el motivo de que haya tantos niños resfriados o con dolor de oídos. FUENTE: pexels.com

Si quieres otorgarle a tu cuerpo el beneficio del calcio puedes encontrarlo en otros alimentos y no necesariamente lácteos, algunos de estos son: brócoli, charales frescos o secos, amaranto, sardina, maíz nixtamalizado. Esto nos deja claro que no son indispensables.

Los lácteos a los que estamos acostumbrados no se parecen nada a los que consumían nuestros abuelos. Hoy en día la leche es un coctel de aditivos y químicos.

Montse Bradford experta en nutrición energética, afirma que el consumo frecuente de lácteos debilita el riñón y produce un exceso de mucosidades. Ese es el motivo de que haya tantos niños resfriados o con dolor de oídos.

Laboratorios Channing en Boston, consideran que elevan la acidez del cuerpo. Fuente: pixabay.com

El abuso en el consumo de estos productos trae más problemas de salud de lo que imaginamos.

Estudiosos de la Facultad de Medicina de Harvard, revelan que consumir lácteos de manera elevada puede aumentar las posibilidades de padecer cáncer de próstata o de ovarios.

Para que la vaca pueda producir altas cantidades de leche los productores utilizan la hormona de crecimiento bovino. Según datos del Instituto Nacional de Cáncer, esto incrementa los niveles de la hormona de factor de crecimiento insulínico. Esta hormona ha sido relacionada con ciertos tipos de cáncer (mama, ovarios, próstata).

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, el 70% de la población de México es intolerante a la lactosa. FUENTE: pixels.com

Por otra parte la ceseína, proteína de la leche, es una sustancia que nuestro organismo no puede eliminar, en algunos casos se puede adherir a los vasos linfáticos del intestino e impedir la absorción de nutrimientos, provocando problemas inmunológicos, asma y alergias.

Los países que menos consumen lácteos son los que tienen menor índice de cáncer, ¿será casualidad?.

Foto Principal: folku.com

Malinalli es estudiante de medios internacionales y escritora profesional para varias publicaciones, se especializa en periodismo de investigación pero también disfruta creando contenido de estilo de vida a partir de sus experiencias e intriga.