Subir

Cómo conseguir las mejores horas de sueño

Cuarto de luna sobre signo de interrogación

El sueño es una de las actividades más importantes para el ser humano, se necesitan de 7 a 8 horas de sueño diarias para mantener una vida saludable.

El 45% de casos atendidos en la Clínica de Trastornos del Sueño de la UNAM tiene mala calidad de sueño.

La mayor parte de la población que padece de estos problemas se trata generalmente de insomnio y trastornos respiratorios del sueño (ronquidos).

La calidad del sueño está asociada con el rendimiento y el estado de ánimo, por lo cual su deficiencia se ha convertido en un problema de salud pública.

Seguramente todos hemos pasado una mala noche, y sabes bien que tu rendimiento a la mañana siguiente es bajo, en el mejor de los casos una o dos tazas de café te ayudan a recuperarte, pero el uso recurrente de este hábito podría estar agravando tu salud, debido a que no estás durmiendo lo suficientemente bien.

Gracias al avance de la ciencia, diversos estudios han revelado la importancia que tiene el sueño en nuestra salud y vida diaria.

Existen distintas etapas durante el sueño, -que aunque tú estés dormida, tu cerebro está activo que participan en la energía y sensación de descanso que tengas al día siguiente o la creación de recuerdos y el aprendizaje.

niña soñando
FUENTE: Pixabay.com

El sueño también ha indicado estar relacionado con problemas de salud como enfermedades cardíacas y la presión arterial alta o problemas de sobrepeso; además de influir en el estado de ánimo, ya que una mala calidad de sueño puede llevarnos a estados de ánimo depresivos o bien, toma de decisiones inadecuadas debido a nuestro bajo rendimiento y actividad neuronal.

Te damos algunas sugerencias para mejorar tus noches y tu salud física y mental se vea beneficiada por éste:

Gestiona las horas de sueño
FUENTE: folkU.com

1. Ajusta un horario y conviértelo en un hábito

Una clave importante para hacer un buen hábito de sueño será hacer horarios y respetarlos, busca ajustar una hora para dormir y cumplirla todos los días de la semana.

Contempla tus actividades y organiza tu tiempo para que puedas dormir de 7 a 8 horas diarias. Quizá tengas que dormir más temprano para despertar a la hora que tienes que llevar a tus hijos a la escuela o ir a trabajar y esto te lleve a modificar algunas actividades antes de dormir como el uso del celular o ver alguna serie antes de dormir, delimita un tiempo para cada actividad y prioriza tu sueño.

Con una hora menos que duermas al día, tu rendimiento se verá afectado y mientras más veces consigues dormir a la hora que te propusiste, más fácil será para ti que puedas adaptarte a este nuevo hábito.

persona tomando cafe en cama
FUENTE: Pixabay.com

2. Evita actividades, comidas y bebidas pesadas antes de dormir

Hacer ejercicio, comer algo pesado o ingerir bebidas alcohólicas o energizantes pueden afectar al momento de querer conciliar el sueño. Busca evitarlas y sustituye por bebidas calientes, o uno o dos vasos de agua para mantener hidratado.

habitación comoda
FUENTE: Pixabay.com

3. Adapta tu espacio

No sería mala idea que buscarás adaptar tu habitación, incluso puede ser una buena oportunidad para cambiar las persianas o cortinas por algunas más oscuras o bien, intenta mudar el televisor a la sala o a otro espacio, si duermes en la habitación más cercana a la calle, quizá también debas considerar mudarte a la que esté más alejada de los ruidos. Y si vives en una Gran Ciudad, te sugerimos hacer uso de algunos artículos para dormir como los Bose Sleepbudsbuscar que tu ropa de cama y colchón sean cómodas y frescos.

persona tomando una siesta
FUENTE: Pixabay.com

4. Evita las siestas prolongadas

Aunque las siestas suelen brindar sensación de descanso, te recomendamos reducirlas o bien, evitarlas después de las 4 de la tarde.

mujer meditando
FUENTE: Pixabay.com

5. Practicar yoga o meditación

La práctica de estas dos actividades ha estado relacionada con la liberación de melatonina, la cual participa en los ciclos del sueño. Busca incorpora alguna de estas actividades a tu vida diaria y disfruta de sus beneficios.

No te lleves problemas a la cama
FUENTE: pixabay.com

6. No te lleves problemas a la cama

Procura no darle mucho seguimiento a los problemas en la cama, eso de “consultarlo con la almohada” realmente afecta más de lo que beneficia, pensar en cosas importantes, estresantes o problemáticas antes de dormir puede llevarte a prolongar el sueño. Busca atender estos temas en un horario vespertino y con las condiciones adecuadas para darle solución.

Estas son algunas recomendaciones para que puedas tener un mejor sueño, sin embargo esto requiere de un gran esfuerzo y disciplina para cumplir con horarios y respetar las horas de sueño.

Te sugerimos que si presentas altos problemas de sueño, puedas localizar a algún especialista ya que el sueño es un problema serio. No lo dejes pasar más y cuídate comenzando a dormir mejor.

Foto Principal: Pixabay.com

Soy licenciada en Psicología por el Instituto Politécnico Nacional. Estudiante de Maestría en Terapia Familiar y De Pareja. Coordinadora de Enlace Institucional del Centro de Investigación Familiar Familiar A. C, Y docente de bachillerato y terapeuta. Me gusta leer cuentos cortos y largos, pero al fin cuentos, las plantas, los colores y la primavera, me apasiona tener historias por contar ❤