Subir

2 bebidas energéticas en menos de una hora podrían afectar tu corazón

bebida energetica

La depresión y el letargo en el cuerpo es causada por la falta de neurotransmisores. Los aminoácidos que componen las bebidas energéticas compensan esta deficiencia.

La dosis letal para los seres humanos es de alrededor de 10 g de cafeína.

Beber durante periodos largos mezclando alcohol y bebidas energéticas puede ocasionar patologías como cirrosis, hepatitis o tumores, ya que el cuerpo bebe más cantidad de alcohol de la que puede soportar.

El abuso prolongado de estas bebidas puede provocar temblores y arritmias, además de dificultar la correcta absorción de agua en el intestino debido a la alta concentración de azúcar.

Las sustancias como el ginseng, la taurina, efedrina, guanina y arginina que contienen estas bebidas pueden suponer un coctel letal para ciertos procesos de nuestro cuerpo.

Los científicos han advertido que consumir dos bebidas energéticas en una hora es peligroso para el corazón. Sin embargo han advertido que la cafeína no es la culpable. La culpa recae sobre los ingredientes utilizados en las bebidas con sabor.

Investigación a detalle

Investigadores de la universidad del pacífico pidieron a 34 voluntarios consumir una de las dos bebidas con más cafeína o un placebo. La bebida placebo contenía agua carbonatada, jugo de limón y sabor a cereza. Mientras que las bebidas energéticas contenían de 304 a 320 miligramos de cafeína por cada 32 onzas líquidas.

Todas las bebidas se consumieron en menos de 60 minutos y el experimento se repitió durante tres días diferentes. El resultado fue que consumir 32 aumentos (946 ml) en tan poco tiempo aumenta la presión arterial y afecta temporalmente el ritmo cardíaco. “No se espera que la cafeína en dosis menores de 400 mg induzca cambios electrocardiográficos” afirmaron los autores del estudio.

También, registraron la presión arterial de los participantes. Todas las menciones se tomaron al inicio del estudio y cada 30 minutos durante cuatro horas después del consumo.

hombre con bebida energetica
FUENTE: Pixabay.com

Mente despierta, corazón no tanto

Los resultados mostraron que los voluntarios que consumieron bebidas energéticas tuvieron un pico de presión arterial de 5mmHg, en promedio, a comparación con los que recibieron el placebo. También tenían un intervalo QT, el tiempo que tardan los ventrículos en volver a generar un latido fue de hasta 7,7 milisegundos más que lo normal. 

Un intervalo QT normal se considera entre los 350 y 440 milisegundos, significando que las bebidas energéticas aumentan la demora un 2%. Los médicos advierten que si el intervalo QT es muy corto o muy largo puede hacer que el corazón tenga un ritmo anormal. Esto podría causar una arritmia que amenace la vida.

El profesor Sachin Shah, autor de esta investigación comentó que el riesgo no podría atribuirse a la cafeína. Después pidió pruebas para investigar cuál es el ingrediente culpable. A pesar que la cafeína hace que los vasos sanguíneos se contraigan y liberen adrenalina, una hormona que puede aumentar la presión arterial temporalmente. “Deben ser conscientes del impacto de las bebidas energéticas, especialmente si tienen otras afecciones de salud subyacentes” agregó el profesor. “Las bebidas energéticas pueden ser especialmente peligrosas para los pacientes con síndrome de QT largo. Aquí, el músculo tarda más de lo necesario para recargarse entre los latidos”.

bebidas energeticas
FUENTE: Pixabay.com

Aún sin consecuencias

La profesora Kate O ‘Dell, coautora del estudio advierte que la comprensión de como las bebidas afectan el corazón es extremadamente importante. Los adultos que luchan contra la hipertensión también deberían reducir su ingesta para evitar picos que pueden resultar mortales.

Los hallazgos fueron publicados en el Diario de la Asociación Americana del Corazón. No son los primeros en probar que las bebidas energéticas pueden ser peligrosas. El consumo de estas se ha asociado con paros cardíacos y ataques al corazón. Investigadores de la Universidad de Texas en Houston dijeron que las bebidas estrechan los vasos sanguíneos y restringen del flujo de sangre a órganos vitales. Varios activistas han pedido una prohibición completa de estos productos para menores de 16 años. Pero los asesores gubernamentales dijeron que no existe evidencia científica para justificar una medida tan extrema.

Foto Principal: Pixabay.com

Sub-editor de las secciones Ocio y Vida