Subir

Después de leer estas 4 cosas desearás dejar de fumar

Dejar de fumar no es nada fácil... En el 2014 el consumo de cigarros en el mundo alcanzó los cinco billones 817.7 mil millones de cigarros.

Cada año mueren 7 millones de personas a consecuencia del tabaco de las cuales 900 mil son por culpa del humo de terceras personas

De acuerdo a la ONU se estima que en 2020 el tabaco será la causa del 12% de las muertes a nivel mundial

En menos de dos décadas el número de fumadores en México se incrementó de 9 a 13 millones

Dejar de fumar es tan complicado que cuando intentamos empezar con este reto pensamos en todas las complejidades que conlleva el abandonar este hábito y se nos hace complicadísimo, es por eso que en el equipo de folkU decidimos recopilar datos que pueden ayudar a motivarte para que no abandones la lucha y puedas cumplir tu objetivo de dejar el cigarro.

Cartera

Ok, quise empezar con esta parte para que te des cuenta de lo que podrías comprarte si dejaras de fumar. Yo sé que tal vez sea complicado y que recaigas algunas veces, pero cuando tengas las llaves de tu coche nuevo o estés rumbo a Cancún sabrás que habrá valido la pena.

Supongamos que te fumas en promedio 1 cajetilla cada 3 días. En 1 año estarás fumando 121 cajetillas $6,050. A eso súmale las cajetillas que compras de más cuando sales de fiesta o cuando le regalas de uno a uno cigarrillos a tus compañeros… Puedes llegar a gastarte un 60% más. Es decir, $3,630 más.

En total, 9,680$ en promedio al año. Sí, posiblemente sea casi un mes de tu salario.

¡UN MES!

Sexo

Bien, no tienes dinero y tampoco disfrutas del sexo. ¿Te das cuenta de lo mucho que te puede afectar esto emocionalmente?

Fumar puede dañar el esperma y reducir la fertilidad, obstruir las arterias, provocar cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, la flacidez de tu amiguito y disminuir tu condición física.

La obstrucción de las arterias que irrigan al pene debido a una placa de ateroma puede provocar disfunción eréctil (impotencia sexual), y se reduce la producción y la movilidad de los espermatozoides. En el caso de las mujeres, se ve disminuida la capacidad férfil.

Sin dinero, sin sexo… ¿Qué más sigue? ¡Te reto a que sigas leyendo para que al fin dejes de fumar!

paprika simulando un miembro masculino

Estrés

El cigarro no relaja. ¡Te estresa más!

Es muy normal que después de una ardua jornada de trabajo quieras echarte un cigarrito. Y cómo no, ¡si se siente genial!

Obvio te relaja porque le estás dando a tu cuerpo la dosis de nicotina que te está exigiendo. Y si llevaste y aprobaste con buena calificación Biología y Ciencias Naturales en la Secundaria, sabrás que una adicción es el hábito de conductas peligrosas o de consumo de determinados productos, en especial drogas, y del que no se puede prescindir o resulta muy difícil hacerlo por razones de dependencia psicológica o incluso fisiológica.

Es como si se hiciera parte de ti. Tanto como ir al baño, comer, dormir…

Calidad de vida

Trabajé un tiempo en un hospital para pagarme la universidad. En ese hospital conocí demasiadas personas, desde enfermos hasta enfermeros, doctores, pacientes. Y sabes, aprendí y entendí que debía dejar de fumar cuando vi a un señor en la cama tosiendo sangre y pidiéndome que me acercara a él.

  • ¿Tienes cigarros?
  • Sí, pero no puedo darle.
  • Dame solo un toque, solo uno.
  • No puedo, estamos en el hospital. Esto puede explotar y además usted está enfermo. Déjeme hablarle a la enfermera.
  • No, no seas ****. Solo déjame olerlo.

Era tanta su necesidad que ésta lo llevó a estar en cama sin poder probar una sola bocanada de tabaco. ¡Ni una sola! Nos puede parecer inhumano, y tal vez pienses que eso no le haría más daño puesto que ya estaba en su lecho de muerte. Pero… ¿Quieres estar como él?

Persona de la tercera edad con una toracotomía

Tal vez las imágenes explícitas sobre el daño que provoca el tabaco nunca sean suficiente motivo para dejar de fumar. Porque al final del día las empresas no son responsables del daño que provocan sus productos. Somos nosotros quienes decidimos en qué gastamos y qué consumimos.

En pocas palabras: La decisión está en ti.

Y si quieres terminar sin dinero, sin sexo y sin dientes en tu lecho de muerte. Sigue fumando. Vamos a ver hasta dónde llegas.

Persona de edad mayor con la mitad del rostro en forma de calavera y mitad humano fumando un cigarrillo

Sarcástico y brutalmente honesto. Casi como Dr. House, pero mexicano.