Subir

Sexo anal: La primera vez en el pequeño

Tips para el pequeño

¿Sabías que en México es el país que practica con más frecuencia el sexo anal?

Los hombres tienen 16% más sexo que las mujeres. FUCK YEAH.

Las mujeres eligen con quién. #IKnowThatFeelingBro

Los hombres con más de 70 años tienen 215% más sexo que las mujeres de más de 70. WTF?

Come here, baby…

Ponte cómodo en tu sofá o en tu silla de Godínez, porque Sullivan está en la casa para enseñarte unos cuántos trucos para hacer sexo anal. Y antes de que pienses mal o alguna tontería, este artículo es para todos. No importa si eres heterosexual, homosexual o cualquiera que sea tu inclinación sexual. En folkU escribimos contenido para todos.

Aclarando lo anterior pon tu trasero cómodo porque este artículo va se va a poner sabroso cuando sepas cómo disfrutar del sexo anal tanto si lo das, como si lo recibes o como si le das. 

Contenido para +18 y personas con la mentalidad abierta.

1. Báñate

Ok, seamos honestos. Si tener sexo “normal” es especial, tener sexo anal es OOOOTRA cosa. Primero asegurémonos de tomar un baño profundo, y cuando digo profundo hablo de conseguir la preparación suficiente para mantener tu “pequeño” en orden.

Porque no solo se trata de la higiene, a tu novio, amigovio o a tu pior es nada no le gustará entrar a un lugar que está un poco descuidado. Además… podrás disfrutar sin preocuparte de que al momento de terminar salga con algo disgustante.

Es normal que las personas piensen que es solo de ponerle vaselina y listo, pero no, hay que tener todos estos cuidados simplemente por educación. Intenta comprar alguna ducha anal para tener una mejor experiencia y mejores precauciones.

Banana sotenida en la mano simulando una pistola

2. Lubrícate

Si duele, no se disfruta.
A tu amiguito y al hoyito de tu pareja no le va a gustar sentir dolor, créeme. Y por si te quedaba duda: NO, EL ANO NO SE LUBRICA SOLO. Necesita un poquito de ayuda para poder disfrutar al máximo.

El equipo de folkU te recomienda que uses lubricantes a base de agua porque son compatibles con todos los juguetes sexuales y condones, y además, es un truco que aprendimos para que el anal sea más duradero que con un lubricante regular.

Y por favor, siempre usa condón.

Crema en los dedos

3.  Préndele fuego

No en un sentido literal.

Antes de que se te ocurra hacer el salto de tigre e ir directo a la acción mejor prende un poco la acción utilizando algunos juguetes. Sé atrevido y has de esta experiencia algo totalmente placentero.

Provoca a tu pareja, hazle caricias con tu entrepierna o con un dildo, acaricialo de preferencia  bien lubricado para que se acostumbre un poco a la sensación. Incluso puedes dar pequeños besos alrededor si ya tienen la confianza.

Asegúrate de que estén los dos cómodos y que se encuentren listos para la penetración cuando ya hayas jugado lo suficiente. Recuerda penetrar sólo un poco al inicio e ir lentamente, usando un lubricante ayudará para que los músculos del ano se relajen y estén listos para la penetración.

Puedes usar algún juguete como los de la imagen para que te sientas más en confianza con tu pareja.

4. Juega

Bueno, supongamos que te pusiste nervioso y a tu amiguito le asustó la idea de tener sexo anal. El problema es que si tu pareja sigue muy horny y tú quieres satisfacer su fantasía, siempre existe un plan b: Juguetes sexuales.

Regresa por aquel dildo que lanzaste cuando estaban a punto de coger y diviértanse. Tomen confianza y puede que si tu amiguito decide revivir, se pueda renaudar la acción.

Stormtrooper

5. No lo saques

Ok, tal vez esto sonó brutalmente placentero pero sí. Antes de que saques ese juguete o tu miembro no lo saques tan rápido. Puedes lastimar a tu pareja.

Si has conseguido colocarte como un campeón y tu pareja quedó complacida, los músculos anales se habrán contraído y sacarlo con brusquedad puede provocar daño en él o ella.

Para sacarlo tienes que esperar un poco para que los músculos se relajen, puedes ayudar un poco colocando lubricante para que se deslice con mayor facilidad, y además, si hiciste caso al punto I, muy seguramente no te vayas a encontrar con algún desastre en tu amiguito. Sin embargo, si encontraste algo al salir… ¡no pasa nada! Estás en confianza con tu pareja. Solo ve al baño y asegúrate de limpiarte muy bien, es bastante normal que esto pase cuando se tiene sexo anal.

Así que en conclusión, siempre es bueno bañarse y conocer los tips que pueden ayudarte a tener un mejor sexo, y además, si te pasó algo como lo que describí en el punto 5 tal vez deberías considerar agregar un poco de fibra a tus comidas… ¡Para la próxima!

Disfruta el sexo, es mucho mejor cuando se hace con cuidado y con precaución.

Su amigo Sullivan soy y por eso buenos consejos te doy.

Dos libélulas sobre una flor

Sarcástico y brutalmente honesto. Casi como Dr. House, pero mexicano.