Subir

Volante sensorial, que usa el calor para dar direcciones por satélite

volante sensorial

El 66% de la población mundial conduce por el carril derecho, mientras que el 34% lo hacen con el izquierdo.

En México hay 138 automóviles por cada 100 habitantes.

Los primeros autos fabricados no tenían volante, en su lugar se utilizaban palancas o timones, como se les llamaba en aquel entonces.

La compañía inglesa automotriz Jaguar Land Rover ha desarrollado un volante sensible al calor, el cual le ofrece ayudar al conductor cuando va a girar o si necesita instrucciones. El volante se desarrolló gracias a la colaboración con la Universidad de Glasgow.

Su función es sencilla, se calienta y enfría rápidamente para informar a los conductores cuando girar a la derecha o a la izquierda. También puede informar al conductor de cuando cambiar de carril en la autopista o avisar si un cruce se aproxima.

Esta tecnología también se pretende aplicar a las paletas de cambio de marcha para así indicar cuando se ha completado el traspaso del conductor al control autónomo en futuros vehículos con auto-conducción.

Una de las razones para el desarrollo de esta tecnología es que la distracción contribuye de manera importante a los accidentes de trafico en todo el mundo, además representa el 10% de todos los accidentes fatales en solamente Estados Unidos.

La empresa Jaguar Land Rover cree que las señales térmicas podrían ser un método para mantener a los conductores totalmente enfocados en las carreteras, y evitar accidentes.

volante sensorial
FUENTE: jaguarlandrover.com

La seguridad es una prioridad

«La seguridad es una prioridad número uno para Jaguar Land Rover y estamos comprometidos a mejorar continuamente nuestros vehículos con los últimos avances tecnológicos, así como a preparar el negocio para un futuro auto conductor.” Comentó el gerente de ña investigación eléctrica de Jaguar Land Rover, Alexandros Mouzakitis.

Los estudios demostraron que las instrucciones basadas en la temperatura también podrían usarse para notificaciones no urgentes, donde las vibraciones podrían considerarse innecesarias para atraer la atención, como por ejemplo la advertencia que el combustible está agotándose, o algún punto de interés.

“El ‘volante sensorial’ forma parte de esta visión, con señales térmicas capaces de reducir la cantidad de tiempo que tienen los conductores para apartar la vista de la carretera.”

Además, la investigación ha demostrado que las personas entienden fácilmente la dinámica de calentamiento y enfriamiento para indicar las direcciones y la sutileza del cambio de temperatura puede ser perfecta para ciertos comentarios que no requieren un audio más intrusivo o una señal basada en vibraciones.

Foto Principal: jaguarlandrover.com

Sub-editor de las secciones Ocio y Vida