Subir

La radiación de Chernobyl que llegó hasta México

Vaca brillante verde por radiación

Después del estreno de la miniserie, Chernobyl de HBO se registró un alza de 40% en la llegada de turistas.

Alrededor de 5 millones de personas viven aún en áreas contaminadas de Chernobyl.

La cantidad de radiación emitida fue al menos 100 veces más fuerte que la producida por las bombas de Hiroshima y Nagasaki.

La lluvia radioactiva llegó hasta Irlanda, Ucrania, Bielorrusia y Rusia fueron los países más afectados, recibiendo el 63% de la contaminación de Chernobyl.

Quizá te preguntas ¿Cómo llegó radiación de la catástrofe que se sufrió en Chernobyl hasta México? Eso es algo poco creíble, pero no imposible y aquí te contamos lo qué sucedió.

La leche radioactiva, el crimen más atroz contra el pueblo mexicano.

En 1986, cuando pasó el accidente de Chernobyl, México realizó una adquisición de leche en polvo importada de Irlanda. Este país sufría de la presencia de una nube radiactiva generada por el accidente. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió sobre las consecuencias de estas exportaciones, en alerta para que suspendieran las compras de alimentos a países afectados por los restos tóxicos. Sin embargo, México siguió adelante y compró a Irlanda más de 40.000 toneladas de leche en polvo.

México le compro a Irlanda aproximadamente 40.000 toneladas de leche en polvo contaminada. FUENTE: pixabay.com

Fue distribuida entre 1987 y 1988 por la Compañía Nacional de Subsistencias Populares (CONASUPO) y adquirida por 30 empresas.

El embarque llegó al puerto de Veracruz, donde el almirante Manuel Rodríguez Gordillo se percató de que venía tripulación enferma del estómago. Suceso que le pareció extraño, así que comenzó a investigar cual podría ser el causante,. Resultó que el despensero había comprado leche sacada del robo hormiga en la aduana para realizar un atole.

Al saber pidió una muestra de la leche para mandarla a revisar con Miguel Ángel Valdovinos, también jefe del Control Ambiental de la Nucleoeléctrica de Laguna Verde. Éste confirmé que contaba con 10 veces más estroncio y cesio radioactivo, el cual puede producir daños genéticos, incluso cáncer. Pidió a la gente de aduana cerrar las bodegas donde se encontraba el producto contaminado antes que se distribuyera por el país.

El producto contaminado se regresaría para Irlanda, pero se desvió en el camino y entró por Tampico. Ahí, la corrupción provocó que volviera a territorio mexicano, tratando de llevarla a la Ciudad de México, después a Monterrey. Pero antes de llegar, el tren se descarriló y hubo robo hormiga, más no sabían que estaban robando veneno.

Entre 1987 y 1988 la leche contaminada fue adquirida por 30 empresas diferentes en México. FUENTE: pixabay.com

CONASUPO ¿culpable?

En este tiempo, la CONASUPO, estaba encargada de otorgar a las clases populares alimentos básicos a menor precio. Comercializó la leche en polvo entre grandes empresas transnacionales. Y según el libro de Guillermo Zamora; Caso Conasupo: la leche radioactiva, el crimen más atroz contra el pueblo mexicano, señala que de 1987 a 1997 el cáncer infantil en México se disparó un 300% causando más de 900 casos y más de 270 muertes de niños.

La página Infobae trató de indagar sobre el tema en oficinas que deberían tener información como el Ministerio de Salud y las oficinas de Salud de la capital mexicana.

La respuesta fue, que no sabían nada del tema.

De 1987 a 1997 el cáncer infantil en México se disparó un 300% causando más de 900 casos y 270 muertes en los niños. FUENTE: pixabay.com

Se mantuvo bajo el agua

Según el almirante Rodríguez Gordillo comentó en una entrevista que cuando le informó al almirante Mauricio Scheleske. Éste le pidió un informe de radiograma, el cual se negó a darle porque después la noticia sería difundida. Pensó que debía tratarse con mucha discreción entre el secretario de marina, el secretario de salubridad y el presidente de la República, porque si no iba a crearse un escándalo nacional que podía entorpecer cualquier investigación.

Foto Principal: pexels.com

Sub-editor de las secciones Ocio y Vida