f

Visitas:

1830309

AMLO VS exPresidentes y La elección del 2021

El presidente Andrés Manuel López Obrador enviará hoy al Senado la solicitud para que se lleve a cabo una consulta popular para someter a juicio a los expresidentes de México, proceso sin precedentes que influirá en la elección intermedia del 6 de junio del 2021.

El presidente Andrés Manuel López Obrador no estará en la boleta electoral en las próximas elecciones del 2021, pero sin duda será el factor principal que definirá los resultados de los comicios federales.

¿Qué estará en juego el 6 de junio del 2021?

De entrada 15 gubernaturas, entre ellas la de Nuevo León, pero también la renovación de la Cámara de Diputados, donde actualmente Morena, el partido de López Obrador, tiene mayoría con sus aliados los legisladores del Partido del Trabajo y Encuentro Social.

Pero también en la jornada electoral del próximo año estará en juego el proyecto transformador del presidente López Obrador.

Será sin duda un referéndum sobre los primeros 3 años de gobierno lopezobradorista y un pulso anticipado al proceso legal de revocación de mandato presidencial contemplado para el año 2022.

El proceso electoral del 2021 estará marcado por la polarización y crispación política que se vive como nunca antes en la política en México, donde están por un lado los fieles seguidores de López Obrador y del otro lado sus detractores.

La Oposición sabe que la elección del 2021 girará en torno a la figura de AMLO por lo cual buscan que la crisis económica y el mal manejo de la pandemia del Covid -que hasta ayer había cobrado en el país más de 70 mil víctimas- le cobre factura política y electoral a López Obrador.

Es un escenario adverso el que enfrentará el presidente en el 2021: a pesar de que ya existen algunos indicios de recuperación económica en el país, luego del periodo de confinamiento por el Covid, para el próximo año se espera –en el escenario más optimista- una caída del 8 por ciento en la economía mexicana.

Si la Oposición centrará en el presidente su campaña de ataques, la estrategia del presidente será influir en el proceso electoral a través de la consulta mediática para procesar por corrupción a los exmandatarios de México.

La consulta crispará más el ambiente político en el país. Para los seguidores de AMLO se trata de un mecanismo de participación democrática y un asunto de interés nacional que exige que todos los mexicanos se pronuncien para castigar por primera vez a los exmandatarios que han gobernado el país.

Pero para los detractores del presidente la consulta pública es una jugada de distracción política, un tema mediático que intenta desviar la atención de la opinión pública de asuntos importantes como son las muertes de miles de mexicanos por la pandemia.

La principal crítica que hacen a la consulta los anti-AMLO es que se trata de un recurso innecesario cuando la decisión o no de procesar a los exmandatarios recae finalmente en la Fiscalía General de la República, que encabeza Alejandro Gertz Manero.

El presidente López Obrador en su conferencia mañanera de este martes anunció que presentará hoy la solicitud para la organización de una consulta popular sobre si se debe o no enjuiciar a los expresidentes de México.

“¿Está de acuerdo o no con que las autoridades competentes, con apego a las leyes y procedimientos aplicables, investiguen y en su caso sancionen la presunta comisión de delitos por parte de los expresidentes?”, es la pregunta que incluyó López Obrador en su petición.

La solicitud incluye los nombres de los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

El artículo 35 de la Constitución establece que una vez que reciba el Senado, la Mesa Directiva debe de enviar directamente la petición a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Los ministros de la SCJN tendrán 20 días naturales para pronunciarse sobre la constitucionalidad de la propuesta de consulta popular y revisar que la pregunta formulada no sea tendenciosa, contenga juicios de valor y que produzca una respuesta sencilla en sentido positivo o negativo.

Incluso la Corte puede modificar la pregunta en caso de que lo considere.

Una vez que sea reconocida la constitucionalidad de la propuesta, el Congreso deberá de aprobar por mayoría la iniciativa para luego expedir la convocatoria de la consulta popular mediante decreto.

Será el Instituto Nacional Electoral, el INE, el responsable de la organización de la consulta popular el mismo día de la jornada electoral federal del 2021.

López Obrador tiene en la mira el 6 de junio del 2021: en los últimos 2 meses ha recorrido prácticamente todos los estados del país inaugurando obras como la Línea del Tren Ligero de Guadalajara y refrendando los apoyos sociales que entrega el Gobierno de la 4T a millones de mexicanos principalmente los más vulnerables.

Los índices de aceptación de AMLO siguen altos, muy por encima de los que tienen los gobernadores en sus entidades. Ni la pandemia ni la crisis económica han cobrado facturas a la figura presidencial.

¿Continuará así?

La noche del próximo 6 de junio de 2021, cuando cierren las casillas, lo sabremos con certeza.

Hoy por lo pronto celebremos el Grito de la Independencia de México.

Post a Comment

You don't have permission to register