f

Visitas:

1830667

Buen Fin Adelantado, e-commerce en México

Tesis, Antítesis, Síntesis. La teoría hegeliana de la dialéctica prevalece en el debate. Entre la infinidad de matices de gris, se expone el blanco y el negro, o –en el lenguaje binario de las computadoras– el cero y el uno. Bajo una óptica, el Buen Fin es percibido como una estrategia consumista con el riesgo de endeudamiento por parte de los clientes y, por otra, como el círculo virtuoso “consumo igual a producción igual a trabajo igual a salario igual a consumo”, un programa que ayuda a impulsar la economía en México.

Organizado por los sectores privado y público, la primera edición del Buen Fin se llevó a cabo en 2011 y, aunque en el “otro lado” dura solo un día y aquí cuatro, está inspirado en el Black Friday, el día después de Thanksgiving –o como le dicen mis primos que viven en Houston: el Día del Pavo–, diseñado para generar ahorro en las compras navideñas de los estadounidenses, y que lleva este nombre porque las cuentas de los negocios pasan de números rojos a negros gracias al superávit.

En territorio nacional este 2020 el Buen Fin en su décima edición está programado del 13 al 16 de noviembre, sin embargo, ahora se maneja la posibilidad de adelantarlo a los meses de agosto o septiembre “para que fluya el dinero y la liquidez, y que esto se traduzca en un jalón para el crecimiento económico” –expresó en conferencia virtual Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial.

A la par de la doble interpretación con la que arrancó esta nota –y es aquí donde viene la crítica del sector Salud si

adoptamos dicha propuesta–, hay dos cosas con las que empresarios, medios y opinión pública acuerdan a pesar de ser contradictorias: 1) Hay que reactivar la economía, y 2) Hay que cuidarnos del covid-19. “Coexistir con la pandemia y continuar operando”, ese es el reto. “No podemos seguir encerrados y parados; pero sí necesitamos estar conscientes de que existe el riesgo de contagio” –dijo Salazar Lomelín.


En esta Nueva Normalidad la vía más sensata para un Buen Fin adelantado es a través del e-commerce y sus carritos de compra digitales, porque a como están los números de contagios, un fin de semana largo como los de ediciones anteriores es inconcebible, tiendas en las que no se puede caminar sin estar esquivando a los demás para no chocar unos con otros.

De hecho, existe otra versión más antigua de la etimología del término Viernes Negro, usado por los oficiales de la policía de Filadelfia en la década de los sesentas para referirse a la concentración masiva de gente y vehículos que abarrotaban las calles al día siguiente de Acción de Gracias, y que luego se popularizó en el resto de los estados. Este mismo tráfico de personas es el que ahora se busca evitar.

En enero de este año, cuando del único murciélago del que se hablaba era Batman, la revista Forbes estimó que el sector del comercio electrónico crecería de manera exponencial en el 2020. Señaló que los negocios desarrollarían nuevas estrategias para modernizarse y que las compras en línea se convertirían en parte del estilo de vida de la gente. De acuerdo con el IDC International Data Corporation, una de las firmas más importantes de Inteligencia de Mercados a nivel mundial, el e-commerce en México crecerá 60% debido al confinamiento por coronavirus.


El Reporte 3.0 Impacto covid-19, realizado por la Asociación Mexicana de Venta Online, indica que a raíz del virus –por las causas de no salir de casa y evitar aglomeraciones–, los servicios en línea adquieren cada vez más compradores, especialmente los servicios de banca por Internet y el pago de servicios como luz, agua y gas. Siendo los rubros de comida, moda, medicamentos, cuidado personal, productos para el aseo del hogar y supermercado los de mayor demanda. No obstante con la propuesta de adelantar el Buen Fin se beneficiarían también los sectores de electrónica, automotriz, electrodomésticos y Home Decor.

Aunque en ciertas personas persiste el miedo de que al hacer sus compras en línea el producto no tenga la calidad esperada o, en caso de ropa y calzado, no se ajuste a su talla, asimismo que al pagar alguien robe sus datos o clone su tarjeta, según la AMVO, siete de cada diez compradores mexicanos perciben que es seguro comprar por Internet.

 El desafío en este nuevo escenario radica en que las pequeñas y medianas empresas se actualicen para contar con recursos robustos en tecnología, invertir en el desarrollo de una infraestructura digital que incluya una interfaz amigable y mecanismos que garanticen la seguridad de la compra. Después de todo, sea grande o chica la empresa, lo que todas persiguen es aumentar el nivel de involucramiento de los consumidores con sus marcas, a lo que en inglés se le conoce como Engagement. Que a través de sus redes sociales, los clientes se suscriban a sus canales de comunicación y, en el mejor de los contextos, escriban reseñas positivas sobre su experiencia.


De darse el caso de que se adelante el Buen Fin, si quieres ser un consumidor consciente, preparado y exigente, te aconsejo seleccionar desde ahora las tiendas que te interesan, hacer un presupuesto responsable de lo que puedes gastar, anotar los precios que tienen hoy para después compararlos con los que ofrecerán esos días y, sobre todo, apoyar los proyectos locales, puesto que ese el propósito: levantar el país.

(1984. Monterrey, México) estudió Comunicación Social en la Universidad Regiomontana y se especializó en la producción audiovisual. Por su obra La Pecera de Dios obtuvo el Premio Binacional de Novela Frontera de Palabras/Border of Words 2019 a través del Programa Cultural Tierra Adentro y el Centro Cultural Tijuana. Mereció la Beca Jóvenes Creadores 2010 de CONARTE en la disciplina de Artes Visuales y fue nominado en la Pantalla de Cristal 2014 a Mejor Edición de Reportaje Noticioso. Actualmente se desempeña como editor y colorista de video, escribe para FolkU y su tercer novela.

Comments
  • Lau

    Cuando leí la noticia lo primero que pensé fue: para que adelantarlo si ni podemos salir y abarrotar las tiendas? pero al leer la nota comprendí- “Coexistir con la pandemia y continuar operando”
    En fin, seguiré el consejo que propone el autor de la nota y apoyar los comercios locales.

    agosto 11, 2020
  • Meny

    Muy buenos comentarios, objetivos con cifras y amenos 👍

    agosto 11, 2020
  • Cirano

    Como siempre, hacen las cosas sin pensar en los negocios chicos: la tecnología es cara y una empresa grande siempre tiene la capacidad de obtenerla, mientras que el chico anda viendo como va a pagar la renta… Y como siempre, el político y el que tiene se van a tomar la foto del éxito del buen fin, de como ayudaron a la economía saldrán muy contentos dando imagen de éxito, pero en el cuadro no saldrá el pequeño negocio que a una cuadra de ahí tuvo que cerrar sus puertas para siempre.

    agosto 11, 2020
  • Nicki

    Una desición muy difícil el adelantar o no el buen fin. Entiendo ambos puntos, y estaré al pendiente.

    agosto 11, 2020
  • Selene

    Es una realidad, el desarrollo de nuevas estrategias de mercado en todos los negocios ha crecido en los últimos meses. De hecho, yo misma he sido víctima de las compras en línea durante los meses de “cuarentena”. El ofrecer un Buen Fin alineado al e-commerce suena bien para seguir apoyando la reactivación de la economía, veamos qué novedades nos llegan en las siguientes semanas.

    agosto 12, 2020
  • Armando Torres

    Excelentísima nota, saludos al autor. Muy buena información.

    agosto 12, 2020
  • Armando Torres

    Excelente nota.

    agosto 12, 2020
Post a Comment

You don't have permission to register