f

Visitas:

1831671

Emilio Lozoya: de acusado a testigo

¿Emilio Lozoya está detenido o es un testigo colaborador? A 10 días de la llegada a México, extraditado de España, existen dudas sobre la situación jurídica que guarda el exdirector de Pemex y el proceso penal que la FGR sigue en su contra por los casos de Odebrecht y Agro Nitrogenados

AUTOR:

César Hernández

Emilio Lozoya será sin duda una pieza clave en el caso judicial que se perfila para convertirse en el mayor escándalo de corrupción en la historia de México.

Pero a 10 días de su llegada al país extraditado de España no se tiene la certeza del papel que jugará el exdirector de Pemex.

¿Será acusado por la Fiscalía General de la República y vinculado a proceso por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho o…será que se convertirá en testigo colaborador con la FGR para delatar a los exfuncionarios del gobierno de Peña Nieto que participaron en el fraude a Pemex?

La Fiscalía General de la República ha manejado con hermetismo la detención de Lozoya y hasta el momento se desconoce con certeza su situación jurídica.

¿Qué es lo que sabemos hasta ahorita?

Bueno principalmente que Lozoya no ha sido imputado ni tampoco vinculado a proceso judicial.

El exfuncionario federal arribó a México la madrugada del 17 de julio a las 0:46 horas procedente de España, luego de aceptar la extradición y ofrecer su colaboración con las autoridades mexicanas.

Tras su llegada al Aeropuerto capitalino, la FGR cumplió con las órdenes de aprehensión en su contra por los casos de Agro Nitrogenados y Odebrecht.

Lozoya enfrenta dos procesos penales en México y está acusado de los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho.

Ese día que llegó Lozoya a México, la Fiscalía informó que presentó complicaciones en su salud (anemia y problemas en el esófago) por lo cual fue llevado a un hospital privado del sur de la Ciudad de México y no al Reclusorio Norte donde están los jueces que libraron las órdenes de aprehensión en su contra.

Lozoya quedó bajo la custodia de la FGR en calidad de detenido.

Sin embargo, el 21 de julio el presidente Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia mañanera, reveló que el exdirector de Pemex era un testigo colaborador de la Fiscalía General de la República.

“Hay un compromiso o un acuerdo para que el señor Lozoya informe de lo que sucedió en una especie de testigo protegido, aunque aquí es otra la figura, no es como en el caso de Estados Unidos… Aquí hay algo parecido, se llama testigo colaborador”, aseguró López Obrador.

La Ley Federal para la Protección a Personas que Intervienen en el Procedimiento Penal establece que un testigo colaborador es una persona que accede voluntariamente a prestar ayuda eficaz a la autoridad investigadora, rindiendo al efecto su testimonio o aportando otros medios de prueba conducentes para investigar, procesar o sentenciar a otros sujetos.

“Podrá ser testigo colaborador, aquella persona que haya sido o sea integrante de la delincuencia organizada, de una asociación delictiva, o que pueda ser beneficiario de un criterio de oportunidad”, señala esta legislación aprobada en el 2012.

Pero es aquí donde surge una interrogante: ¿es aplicable el criterio de oportunidad para Lozoya?

Abogados consultados opinan  que no porque consideran que los delitos por los cuales fue detenido y extraditado Lozoya afectan al interés público.

Los criterios de oportunidad es un figura jurídica que fue aprobada en el 2008 en el nuevo sistema de justicia penal.

¿Qué es el criterio de oportunidad?

Es la facultad que tiene el Ministerio Público (la FGR) establecida en el Código Nacional de Procedimientos Penales para decidir aplicación de criterios de oportunidad incluso prescindir del ejercicio de la acción penal para conseguir información y pruebas para investigar un caso mayor al que se investiga.

Sin embargo, este instrumento procesal tiene un límite establecido en el artículo 256: “Los criterios de oportunidad no aplican en casos de delitos contra el libre desarrollo de la personalidad, violencia familiar, fiscales o aquellos que afecten gravemente el interés público”.

Esta es la principal ruta que se presenta en el caso de Lozoya: que el exdirector de Pemex proporcione información a la FGR y pueda conseguir beneficios por su colaboración con las autoridades mexicanas.

¿Qué tiene que hacer Lozoya?

Lo que ya comenzó a hacer: empezar a delatar a cómplices.

El jueves pasado el diario Reforma publicó que el exdirector de Pemex, en una declaración rendida a las autoridades mexicanas en España, había revelado que entregó sobornos a panistas como el excandidato presidencial Ricardo Anaya por órdenes del exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray.

También en su declaración Lozoya habría involucrado en esta presunta red de corrupción a panistas como el exsenador Ernesto Cordero y los hoy gobernadores Francisco Domínguez y Francisco García Cabeza de Vaca.

Tanto Anaya como el gobernador de Tamaulipas han rechazado públicamente las acusaciones en su contra.

En los próximos días se espera que la Fiscalía General de la República informe a los jueces sobre el alta médica de Lozoya para fijar fecha para la audiencia inicial y el juez decida si imputa o no al exdirector de Pemex.

Sin embargo, es posible que la Fiscalía lo presente en calidad de testigo colaborador y decida no presentar cargos en contra del exdirector de Pemex por la información aportada. Las expectativas son altas. Es sin duda el caso de corrupción más grande que se investiga en México y que será clave – junto con el caso penal en contra del exgobernador de Chihuahua, César Duarte, detenido en Florida- en el proceso electoral del 2021, que comenzarán en el mes de septiembre de este año.

Post a Comment

You don't have permission to register